Granada, un aeropuerto sin aviones Boeing

Granada, un aeropuerto sin aviones Boeing

  • La crisis de Boeing estalló tras dos fatales accidentes en menos de seis meses de su modelo 737 MAX 8
  • La Voz de Granada analiza la flota aeronáutica del aeropuerto granadino, donde ninguna de las seis aerolíneas activas opera con aviones del fabricante estadounidense

La crisis mundial del mayor fabricante de aviones del planeta, Boeing, desatada tras el accidente con 157 fallecidos de uno de sus modelos de referencia, el 737 MAX 8, de Ethiopian Airlines, ni siquiera pasa de puntillas por el Aeropuerto Federico García Lorca de Granada y Jaén. Ninguna de las seis aerolíneas que operan en las instalaciones aeroportuarias granadinas utiliza aviones fabricados por la gigante compañía estadounidense.

Dos accidentes del 737 MAX 8 en menos de seis meses -en octubre, otro aparato idéntico de Lion Air se estrelló con 189 ocupantes en Indonesia- han puesto el foco de las agencias internacionales de seguridad aérea sobre Boeing. Los expertos señalan al excesivo dominio que ejerce el sistema de conducción autónoma y estabilización automática del avión sobre las decisiones de los propios pilotos como causa de la pérdida de control y posterior accidente de los dos modelos involucrados.

Mientras tanto, prácticamente la totalidad de agencias de gestión del espacio aéreo global han blindado sus aerovías a los 737 MAX 8, que han quedado inmovilizados. Sin embargo, el Aeropuerto de Granada ha esquivado esta crisis. Iberia, Air Nostrum, Air Europa, Vueling, easyJet y BA CityFlyer -subsidiaria de vuelos regionales y europeos de British Airways- son las seis aerolíneas que prestan servicio en Granada.

Ninguna de ellas utiliza, curiosamente, aviones Boeing en sus conexiones con la terminal de Chauchina. Ni el 737 MAX ni tampoco la variante convencional de este modelo de medio alcance, uno de los más utilizados en conexiones nacionales o continentales, como las que se ofertan en Granada. El dato llama la atención si tenemos en cuenta que en los últimos 45 años la compañía americana ha entregado a las aerolíneas más de 19.000 aviones de todas sus tipologías, por los algo más de 11.000 de la rival con la que forma el duopolio aeronáutico, la europea Airbus.

Incluso la compañía española Air Europa, en cuya flota actual dominan los aviones Boeing con 31 modelos -21 de los cuales son 737 y en cuya hoja de pedidos se encuentran veintitrés 737 MAX-, utiliza un avión del fabricante brasileño Embraer, el E195 de su compañía ‘Express’, que completa los itinerarios entre Granada y Palma de Mallorca.

Fabricantes alternativos a Boeing y Airbus

Otra particularidad de las operaciones comerciales en el Aeropuerto de Granada es la importante presencia de aparatos de fuselaje estrecho, óptimos para vuelos de radio medio-corto, pertenecientes a fabricantes alternativos a las gigantes Airbus y Boeing. La subsidiaria de Iberia, Air Nostrum, conecta habitualmente Granada con Madrid a través de modelos canadienses, los Bombardier CRJ900 y CRJ1000, diseñados para vuelos regionales, y que albergan a entre 90 y 100 pasajeros.

Un Bombardier CRJ 1000 de Air Nostrum en Granada (La Voz de Granada).

Dominadora en España de los servicios entre provincias, Air Nostrum utilizará a partir de mayo los ATR de turbohélices en la vuelta de los vuelos Granada – Melilla. Aparatos de menor rendimiento que normalmente no superan los 6.000 metros de altitud (por los 10.500 habituales de los aviones estándar), ni los 550 km/h, mientras que un Airbus A320 o un Boeing 737 se emplean a entre 800 y 900 km/h durante uso comercial. Eso sí, los ATR son especialmente útiles en aeropuertos con limitaciones de tamaño como el de Melilla, gracias a su maniobrabilidad. Por su parte, BA CityFlyer, en su vuelos estacionales entre London-City y Granada, despliega también los E190 de Embraer, al igual que Air Europa.

Son las dos compañías de bajo coste, Vueling e easyJet, junto a Iberia, las que responden a patrones más convencionales en su flota activa en Granada. Todas ellas optan por la gama A320 de Airbus, la más exitosa del momento en la categoría de corto a medio alcance, con capacidades de hasta 220 pasajeros. Esta estrategia coloca a la fábrica europea como la más visible en la pista del aeropuerto granadino, mientras que los Boeing son, paradójicamente, un visitante si acaso puntual en Granada asociado a vuelos chárter de eventos deportivos o conexiones privadas.

CATEGORÍAS
ETIQUETAS

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )