Navidades Victorianas

Este mes de diciembre, como no podía ser menos, tenemos que hablar de la fiesta que nos persigue todos los años: el cumpleaños de mi hija… ¡Ah!No, perdonad: la Navidad. Y yo, que soy una bellísima persona, os quiero regalar un pequeño manual para que la paséis lo más victorianamente posible. ¿Por qué? Pues porque me gustan los victorianos, porque empecé aquí escribiendo de ellos y porque me da la gana. Quejas en los comentarios.

Lo primero que tenéis que preparar para vuestra Navidad Victoriana es una buena, jugosa y acolchada lengua de vaca para la Nochebuena. ¿Quién no disfruta con las glándulas gustativas de una vaca bien maja? ¡Pues todo el mundo! No me deis las gracias todavía, que no hemos terminado. Lo segundo es que este año os tenéis que olvidar de regalos, este año en los calcetines de la chimenea tenéis que poner un penique para la prosperidad, manzana y naranja para la salud y una pizca de sal para la fortuna; ya veréis que contenta se va a poner mi hija cuando se encuentre una monda de naranja en vez de una de esas muñecas que parecen señoritas de compañía pintadas cual puerta y con los labios como morcillas de Burgos. Si os ponéis muy exquisitos con esto de los regalos tenéis que saber que nuestras señoritas victorianas lo que regalaban, aparte de las naranjas y la sal, eran cosas hechas a mano que fabricaban durante todo el año… ¡Ahora lo entiendo! ¡Eso es lo que bordaban todo el rato! Si tenía veinte primos, cinco hermanos y siete sobrinos… Ahora empieza a encajarme el puzle de la vida. También tenéis que saber que las mujeres no podían entrar en casa el primer día del año, que tenían que esperar a que entraran sus maridos, padres o hermanos porque ellas traían mala suerte. Las que no tengáis marido, padre o hermano pues nada, os esperáis en la puerta bordando los regalos del año que viene, o los del otro… ya depende de lo bien que se os de lo de los novios.

Lo que sí que tenéis que hacer es escribir en un papel las malas acciones de este año, de las que os arrepentís (no tengo tanto papel creo) , meterlas todas en una caja y arrojarla al fuego mientras decís Good Riddance!!! Que significa: Hasta nunca!!! No sé si vale con personas que os caen mal o que os han arruinado el año, tengo que consultar…

Lo que más me ha gustado es que a eso de medianoche en Nochevieja abrían la Biblia por una página al azar y elegían un versículo que era el que les iba a guiar durante todo el año. A ver, voy a probar… cierro los ojos, abro la Biblia y…

«Que las mujeres guarden silencio en las reuniones; no les está pues, permitido hablar, sino que deben mostrarse recatadas, como manda la ley. Y si quieren aprender algo, que pregunten en casa a sus maridos, pues no es decoroso que la mujer hable en la asamblea.»

Carta de San Pablo a los Corintios, 14:34.

Vaya… ¿y ahora qué? Sigo o me callo; que no quiero yo ningún castigo divino para el año que viene, ya tengo bastante con la guerra nuclear, la pandemia, la inflación y el precio de la luz. Así que nada, ¡Felices Navidades Victorianas para todos! Y a portarse bien, que los Reyes Magos ya os están mirando.

Pd: ya hablaremos tu y yo San Pablo…

CATEGORÍAS

COMENTARIOS

Wordpress (1)
  • comment-avatar
    Manoli 2 meses

    Pues a lo mejor no estaría mal volver a lo sencillo para regalar y para variar. Que me he enterado, hace poco, que a Papá Noel también se le escribe.

  • Disqus ( )